6 falsas creencias sobre perros

6 falsas creencias sobre perros

6 falsas creencias sobre perros. Centro de adiestramiento canino en Barcelona

Después de siglos de convivencia, las falsas creencias sobre perros siguen influenciando nuestro concepto y manejo de nuestros compañeros. La relación entre humanos y perros puede ser afectada negativamente por estas falsas creencias. A pesar de la divulgación de información científica, algunos mitos persisten y alteran la natural armonía. El científico Marc Bekoff, en su nuevo libro Canine Confidential: Why Dogs Do What They Do reporta los últimos descubrimiento sobre el comportamiento canino – desde un punto de vista emotivo y cognitivo.

Aquí las principales falsas creencias sobre perros que el Doctor Bekoff indica:

  1. Es incorrecto aplicar el concepto dominancia para “dominar” a nuestros perros y que nos obedezcan

En el mundo canino la palabra “dominancia” ha contribuido a la difusión de información no correcta. El uso equivocado del término lleva a la falsa creencia que si los perros son dominantes, las personas deben de dominar a los perros para obtener el comportamiento deseados.  

La palabra “dominancia” no es el equivalente de “actitud agresiva o bullismo” como dice el autor. Los métodos de entrenamiento canino que implican intimidación, miedo y castigo no son soportados científicamente además de no ser necesarios y anti éticos.

  1. Los perros no se siente culpables después de haber destrozado algo valioso para nosotros

La comunicación canina es compleja y no se puede afirmar ni que sean capaces de sentirse culpables ni que no lo sean. En su investigación, la doctora Alexandra Horowitz se centró en si los humanos son capaces o no de detectar la culpa en los perros, no si los perros realmente sienten culpa. Ella descubrió que no somos muy buenos para leer la culpa, pero esto no significa que no puedan o no sientan la culpa. No hay estudios que demuestren que “los perros no sienten ni muestran culpa”. Tampoco ha habido estudios de neuroimágenes del cerebro de los perros que se centren en la culpa. Así que habrá que esperar nuevos estudios al respecto.

  1. Los perros viven en el presente

Sabemos por una serie de estudios que los perros anticipan y planifican para el futuro, y tienen pensamientos y recuerdos del pasado. Las experiencias pasadas determinan quién es un perro y el trauma deja una huella. De hecho son capaces de anticipar situaciones estresantes y de prever futuras consecuencias de sus acciones.

  1. Los perros nos aman de forma incondicional

El problema con esta declaración es que da la impresión de que el amor es un sentimiento unidireccional. Es decir nuestros perros nos aman sin importar quiénes somos, qué hacemos o qué tan mal los tratamos. No es así evidentemente.

  1. Los perros se conforman con una cama y un bol de comida

Los perros tienen necesidades básicas, pero necesitan mucho más. Les debemos estimulación mental y emocional y soporte social. Para realmente darle a nuestros perros lo que necesitan, debemos entender quiénes son. Es necesario esforzarnos en observar el comportamiento de nuestros perros. Tenemos que tratar de ver el mundo desde la perspectiva de un perro para que podamos proporcionarles una vida interesante y significativa. En particular los perros necesitan poder ejercitar sus sentidos, particularmente su sentido del olfato.

  1. No se debe abrazar el perro

Algunos perros están incómodos cuando se abrazan y sufren de estrés por la invasión de su espacio. Además el abrazo puede incrementar el riesgo de reactividad sobretodo hacia los niños. Sin embargo a otros perros sí les gusta ser abrazados dependiendo de las circunstancias. Simplemente no hay que generalizar y aplicar falsas creencia.

Cada perro es un individuo con sus tratos caracteriales y sus preferencias.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *