Cómo educar a un cachorro: guía completa Parte 1 Adiestramiento Canino Barcelona

Adiestramiento canino Barcelona Como educar a un cachorro parte 3

Cómo educar a un cachorro. Parte 1. Todo sobre la etapa temprana y los hitos de los primeros meses

Cómo educar a un cachorro es una pregunta que todo propietario responsable debería dirigirse. De hecho, buscar consejos profesionales sobre cómo educar a un cachorro es de vital importancia. De esta forma se asegura un desarrollo emocional equilibrado y se previenen futuros problemas de comportamiento.

Con el fin de entender cómo se desarrolla la capacidad de aprendizaje, vamos a describir las principales fases que atraviesa el cachorro. Primero desde que nace hasta que llega a casa. A continuación, hablaremos de los momentos críticos desde que llega a casa hasta que sea adulto.

En el fondo lo que el cachorro ha vivido en las primeras semanas condiciona su vida de adulto. Por lo tanto, es aconsejable que el propietario se dé cuenta de cómo puede gestionar y sanar eventuales deficiencias.

Cómo educar a un cachorro

Camada de Cachorros Border Collie en Francia 2017

 

0-3 semanas

Hasta que los sentidos no se hayan completamente desarrollado – las primeras 3 semanas – el cachorro es totalmente dependiente de la madre. Pues desde el primer momento instaura con la madre un vínculo primario gracias a las feromonas de apaciguamiento producidas por ella. Este vínculo es fundamental para la supervivencia y la protección. Sin embargo, juega también un papel crítico tanto para el desarrollo correcto del autocontrol como en el establecimiento de las dinámicas sociales y exploratorias.

Porque es importante el autocontrol y porque hay que tenerlo en cuenta para saber cómo educar a un cachorro.

A través de la imitación de la madre, que actúa como adulto regulador, el cachorro sienta las bases de la socialización. Es decir, aprende a reconocerse parte de un grupo y a comportarse en manera equilibrada. En caso de carencia de bienestar asegurado por el vínculo materno, no se establece un buen autocontrol. En este caso se pueden presentar dificultades de aprendizaje y problemas psicológicos.

Border Collie cachorro

Border Collie cachorro

4-12 semanas

Alrededor de la cuarta semana el cachorro empieza a interactuar con los hermanos mediante el juego y la mama le enseña cómo comunicarse y relacionarse. Ya desde la 4a hasta las 12a semanas, está sumamente sensible y receptivo a todos los estímulos.  Finalmente, alrededor de la 7-8a semana se verifica el destete impulsado por parte de la madre. A partir de este momento el cachorro inicia su camino independiente de la madre. Sólo ahora puede ir a casa. Será el propietario quién se encargará de continuar el trabajo que ha empezado la mamá. Y desde entonces será crítico saber cómo educar a un cachorro.

OJO si se da una de las siguientes condiciones, en las cuales la madre ha sido cualitativamente o cuantitativamente ausente.

  • El cachorro se ha separado de la madre antes de las 7 semanas.
  • La madre estuvo enferma y no pudo atender los cachorros.
  • La camada ha sido numerosa.
  • Otras situaciones por las cuales el cachorro se ha privado del vínculo primario.

A consecuencias de estos casos el cachorro puede sufrir de privación del vínculo sobre el cual se rige fundamentalmente el equilibrio emocional.

Para resumir, no es aconsejable separar el cachorro de su madre antes de las 7-8 semanas. En efecto, si el cachorro no ha estado este tiempo mínimo con la madre, hay que vigilar su comportamiento y actuar con mayor cuidado en la prevención de eventuales problemas.

No tomes riesgos y asegura a tu cachorro ahora desde 19€/mes

seguros para perros

De la semana 7-8 en adelante, cuando el cachorro llega a casa

Poco a poco el cachorro va dándose cuenta de su entorno. Sobre todo, las primeras semanas son cruciales para el descubrimiento del mundo. Es nuestra tarea que sus experiencias tempranas resulten las más amenas y placenteras. Así se refuerzan su confianza y autodeterminación. Mientras que los propietarios suelen híper proteger al cachorro, él busca definir su grado de independencia. Pues no hay que mostrarse excesivamente cuidadosos con él.

El día a día puede requerir mucha paciencia y dedicación. En efecto el cachorro alternará largos ratos de descansos – al menos un total de 17 horas al día – con momentos de mucha energía.

Laïka 5 meses Toulouse

Laïka cachorro de 5 meses

Desde los 4 a los 6 meses

Es el período de la erupción de los dientes definitivos. Aunque este período varía según la raza. Por ejemplo, un perro de talla grande tendrá un desarrollo de la dentición más rápido que uno de talla pequeña.

Durante esta etapa es normal que el cachorro tenga la tendencia a morder mucho. Sin embargo, hay que enseñarle la denominada inhibición del mordisco. Además de proveer el cachorro de los adecuados mordedores, es recomendable enseñarle a no morder y a no incentivar juegos que incitan a morder.

Cómo educar un cachorro Border Collie

Fase sensible: desde la semana 3 hasta los cuatro meses.

Se sitúa entre la semana 3 y los 4 meses un período muy crítico para el desarrollo neuro-sensorial.  Las neuronas y las sinapsis tienen un potencial de supervivencia y funcionalidad directamente proporcional a su activación, sobre todo durante la fase “sensible”. Por esta razón, en este período el perro desarrolla buena parte de sus capacidades cognitivas. Además, adopta las herramientas mediante las cuales será capaz de interpretar y gestionar el ambiente. Finalmente, lo que aprenderá en este período será aprendido y memorizado a largo plazo. Así como una fuerte experiencia traumática podrá dejar rastro durante toda la vida.

La ventana “sensible” es relativamente corta, de la duración de aproximadamente 3 meses. Al acabar esta etapa el cachorro sólo tendrá 4 meses. Este período suele coincidir con la prohibición del veterinario de salir de casa en cuanto las vacunas aún no lo protegen del todo. Hay un debate sobre el beneficio de exponer el cachorro a los estímulos necesarios para su correcta socialización contra el riesgo de contagios de enfermedades.

[CP_CALCULATED_FIELDS id=”6″]

Fase de socialización: desde la semana 3 hasta la madurez sexual.

A pesar de que hay que tener en cuenta la criticidad del período sensible, se suele considerar una fase más amplia en la cual insistir en todos los aspectos de la socialización. Esta dura hasta la maduración sexual en los machos – alrededor de 1 año de edad – y el segundo-tercer celo en las hembras.

 

Relación proprietario-cachorro

Por lo que se refiere a la relación entre el propietario y el cachorro en este período hay que centrarse en crear un vínculo afectivo satisfactorio. Para lograr esto, hay que pasar tiempo de calidad con el cachorro, jugando, acompañándolo de paseo, a que interactúe con otros perros. Además, hay que estimularlo mentalmente a través de juegos de estimulación mental.

Recordad que los perros, y especialmente los cachorros, viven en el momento presente. Si en general reñirle y utilizar cualquier método de castigo es totalmente inconveniente, esto vale a mayor razón en el caso de un cachorro. Reñirle tiene el único efecto de disminuir la confianza que el perro repondrá en nosotros. De hecho, la confianza es fundamental para una buena relación y por consecuencia para desarrollar un adecuado desarrollo cognitivo y emocional.  Al contrario, hay que aplicar siempre una visión optimista y constructiva, utilizar un refuerzo positivo para incentivar todas las conductas que se quieren consolidar.

Border Collie Cachorro

Relación cachorro-mundo

En cuanto a la relación del cachorro con el mundo, aprovechando de este período en el cual el cachorro es más propenso a explorar y superar los miedos, es altamente aconsejable favorecer todas las circunstancias de interacción con otros perros y personas. Además de crear las condiciones para que el cachorro explore el entorno en todos los aspectos: ruidos, meteo, etc.

A este propósito será nuestra tarea hacer lo posible para garantizar que las experiencias resulten las más positivas posibles, asociándolas a sensaciones placenteras. Por ejemplo, lo que no hay que hacer, es exponer el cachorro a situaciones muy estresantes y potencialmente traumáticas.

Además, dentro del trabajo de habituación a todas las situaciones, habrá que contemplar la habituación a estar solo. Esto se puede empezar a practicar a través del juego de desaparecer detrás de la puerta por pocos instantes, alargando progresivamente la ausencia.

En caso de la interacción con otros perros, recordamos que los cachorros gozan de una licencia de cachorro, que dura hasta los primeros 8 meses aproximadamente, durante la cual los perros adultos son más tolerantes y no agreden los más jóvenes e inexpertos.

Cómo educar a un cachorro

La importancia de una dieta balanceada para el desarrollo cognitivo.

Dado el crecimiento rápido del cachorro tanto físico como mental, es aconsejable garantizar los necesarios aportes vitamínicos. A este propósito una dieta rica en DHA y Omega-3 favorece el adecuada para el desarrollo cognitivo.

Cómo educar a un cachorro. Los primeros consejos

Os ayudamos a sentar las premisas de cómo educar un cachorro desde que llega a casa.

Desde cachorro se puede empezar a sentar las bases de la educación. ¿Pero cómo educar a un cachorro? La respuesta es: a través del juego y del refuerzo positivo. Así se pueden ir marcando positivamente las conductas que se quieren consolidar. Sin embargo, dado que el cachorro mantiene la atención durante un corto plazo, no se debe exigir demasiado. Por esa razón, los elementos básicos de la educación se impartirán sin forzar y empleando sobre todo una actitud coherente y clara. Por ejemplo, una de las primeras cosas que se pueden enseñar es el reconocimiento del nombre. Es decir, todas las veces que se utiliza el nombre, se premiará porque el perro haya repuesto, por ejemplo, mirando o acudiendo. Al principio se premia cualquier respuesta al nombre desde una distancia corta, alargando progresivamente la distancia y la complejidad de las circunstancias.

Otra cosa que es útil enseñar desde la edad temprana es que el cachorro sea capaz de relajarse. Siempre que el cachorro esté tranquilo, se procederá a reforzar esta conducta mediante premios. También es aconsejable la justa dosis de juego alternando pausas de recuperación.

Cómo educar cachorros Rottweiller

Cada cachorro es un mundo

Cuando se acoge un cachorro, previamente, se debería haber evaluado las exigencias específicas de la raza. Como preliminares para una buena convivencia habría que tener especialmente consideración el nivel de necesidades físicas y mentales del compañero que se haya elegido. Por ejemplo, las exigencias de un Yorkshire no son las mismas de un Border Collie. De hecho, ningún perro se parece a otro y cada uno tiene su personalidad y preferencias. Pero, en términos generales, cada raza tiene unas predisposiciones genéticas. Pues conocerlas podrá ayudar a prevenir problemas de conductas derivados de la frustración por no realizar determinadas actividades típicas de la raza.

Cómo educar a un cachorro a hacer las necesidades en el sitio deseado

Otra de las tareas en el manejo del cachorro es que aprenda a hacer las necesidades en un sólo sitio en casa y progresivamente afuera.

Por principio el cachorro tiene la tendencia a elegir un sitio donde hacer sus necesidades. Este se encuentra normalmente lejos de donde descansa y donde se alimenta. De tal manera se puede colocar un empapador en una zona conveniente, teniendo presentes estas condiciones.

Así todas las veces que haga pis y caca en el empapador se premia. Se puede utilizar un halago, “Muy bien” o con un premio en comida, o con su juguete favorito.

De allí cuando se decida retirar el empapador se premiará difusamente cuando haga sus necesidades afuera.

Como educar un cachorro border collie 3 meses

Conclusiones

Consejos de cómo educar a un cachorro recien llegado a casa

  1. Asegurarse que haya tenido una correcta edad temprana
  2. Aprovechar la etapa sensible para hacer una correcta socialización
  3. Trabajar un vínculo positivo a través del refuerzo positivo de las conductas deseadas.
  4. No sobreproteger y fomentar la autonomía.
  5. Establecer una rutina clara y coherente
  6. Asociar el nombre siempre a algo positivo.
  7. Integrar la dieta con DHA y Omega-3.
  8. Tener en cuenta las exigencias de la raza.
  9. Asegurar la justa cantidad de ejercicio y de descanso.
  • Estimular mentalmente.
  1. Empezar una educación básica a través del juego y del refuerzo positivo.
  2. Entrenar a hacer las necesidades en el sitio adecuado.

 

En resumen, la etapa temprana es un período muy crítico. Potencialmente en ese momento se define buena parte del comportamiento del perro. Durante la fase de socialización, saber cómo educar a un cachorro es clave para poder aprovecharla al máximo.

Autor: Valeria Bernabei

www.personaldogtrainer.org

Seguir Leyendo: Cómo educar a un cachorro PARTE 2

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *