Fuegos artificiales y petardos en perros: Adiestramiento canino Barcelona

fuegos artificiales perros miedo

El miedo a los petardos en perros es una experiencia emocional que reúne preocupación, ansiedad, y en algunos casos incluye auténticos ataques de pánico. Los síntomas son: señales de estrés, postura de miedo, con colas entre las patas, orejas hacia atrás, temblores, ladridos. Puede haber babeo y el perro puede intentar esconderse o huir. Los perros con miedo severo a los petardos suelen ignorar órdenes y no aceptar comida.

La prevención siempre es la mejor forma de abordar cualquier situación de miedo, con una correcta habituación en la etapa sensible del cachorro.

Si se tiene la oportunidad de exponer el cachorro gradualmente y suavemente a las potenciales fuentes de miedo como los petardos, habrá mucha menos probabilidad de que el perro sufra de miedo a los petardos en la edad adulta. Es mucho más fácil enseñar al cachorro que algo potencialmente aversivo se puede sobrellevar y puede ser incluso divertido cuando se aborda en forma natural y placentera.

Sin embargo frecuentemente el perro no ha hecho una asociación positiva con el ruido de los petardos, y sufre de miedo en grado diverso.  Algunos perros incluso tienen una mayor tendencia a ser miedosos de otros por factores genéticos o eventos traumáticos. En muchos casos el manejo del proprietario no es adecuado y tiene efectos sobre la conducta del perro. Si un perro por naturaleza ya es miedoso, encima se corrige o castiga, y no recibe una educación en positivo, puede incrementar su inseguridad.

Petardos-miedo-perros

Consejos para enfrentar el miedo a los petardos en perros

  1. Evaluar si el perro generalmente tiene comportamiento de miedo hacia otros estímulos: otros ruidos, la calle, a quedarse solo en casa, por ejemplo.
  2. Si se han notado otros episodios de miedo es altamente probable que los petardos sean una fuente de miedo.
  3. Tanto si se trata de un cachorro o un adulto, presentarle ruidos a un nivel de intensidad que el perro pueda tolerar. En seguida acompañarlos con un premio – desensibilización. Esto se puede hacer utilizando grabaciones que imitan el rumor de los petardos.
  4. Al mismo tiempo se puede asociar una orden a la presencia de un ruido. Premiar cuando el perro responde a una orden – contracondicionamiento.
  5. El proceso de sensibilización y contracondicionamiento a los ruidos es gradual y requiere tiempo. Aconsejamos que sea un profesional a dar las pautas. En nuestro centro de adiestramiento canino en Barcelona prestamos servicios de etología y de tratamientos de problemas de conductas.
  6. Manejo ambiental. Algunos días antes del día de mayor exposición a los petardos, preparar un sitio seguro y confortable en casa. Allí el perro podrá refugiarse en caso de necesidad sin confinarlo forzosamente. El “sitio seguro” es un rincón protegido, sin mucha luz, tranquilo. Es recomendable cerrar ventanas para minimizar el ruido y poner música relajante.
  7. Actuar de la forma más natural posible. Ofrecer conforto si el perro lo requiere. No dejar solo al perro, sobretodo si está bajo el efecto de un medicamento.

Apoyo al tratamiento del miedo a los petardos en perros

  1. Como apoyo al tratamiento y a las pautas, se pueden administrar nutracéuticos (ZYLKENE) y feromonas sintéticos (ADAPTIL). También esencias florales (RESCUE REMEDY) o productos homeopáticos , para reducir el nivel de ansiedad.
  2. Utilizar una La contención y ligera presión que ejerce tiene un efecto calmante en algunos perros.
  3. En casos de grave fobia a los petardos. Consultar con el veterinario la oportunidad de suministrar un medicamento, con la posología específica de acuerdo al individuo. Cuidado con los fármacos a base de acepromacina como el popular medicamento CALMIVET. No sólamente no funcionan, pueden empeorar la situación, rindiendo los perros más sensibles a los ruidos. SILEO es una buena opción 30m, 1 hora antes del evento que desencadena el miedo (producto vendido bajo prescripción médica).

 

 

 

 

 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *