Perros y Bebés: Los perros con los recién nacidos y niños

adiestramiento canino Barcelona bebé con perro

Perros y bebés recién nacidos

La llegada de un bebé es un momento muy importante y emocionante para todos los padres. Además, es un grande cambio en nuestra vida y en la de nuestro perro. Aunque confías en tu mascota por su actitud y educación, tienes muchas preocupaciones y es totalmente normal. Entre ellas, como se llevará se llevaran perros y bebés en el ambiente familiar.

¿Cómo reaccionará mi perro en presencia del bebé?”, ¿Tendrá un comportamiento celoso o agresivo?, ¿Tengo que prepararlo de alguna forma?, ¿Cómo lo hago?”.

 

En primer lugar, yo te recomiendo que los niños y animales domésticos crezcan juntos. Sin embargo, hay estudios demostrando que los niños educados y criados al lado de un perro, aprendieron más rápidamente a saber compartir. Como otro resultado, acaban siendo más responsables y aprenden de manera natural a dar y recibir el amor con los animales.

Entre perros y bebés, las estadísticas, han también demostrado que en la gran mayoría de las veces la mascota, en este caso el perro, al llegar el bebé, tenía curiosidad e interés. Los perros perciben la llegada del recién nacido como algo positivo.

perros y bebés

Como hemos dicho antes, es un gran cambio para todos. En cambio, tenéis también que saber que el perro no tendrá que sentirse obligado en aceptarlo al instante. Pero con vuestro soporte y unos consejos  lograreis que vuestra mascota le acepté. Tendréis que hacer lo posible para que vuestra mascota no se sienta apartada , abandonada o que vea el bebé como un extraño que se lleva toda la atención.

También, tiene que entender que no es una pieza de caza, un objeto. Si tenéis a un perro que no está acostumbrado a ver o pasar tiempo con niños, habrá entonces que educarlo con paciencia y metodología, como habéis hecho cuando era cachorro y tenía por ejemplo que aprender a donde hacer pipí o a sentarse.

Consejo Doglovers para perros y bebés: Pide información a un profesional del comportamiento canino.

bebe y perro

Preparativos a la llegada de bebé 

El primer paso, es educar gradualmente a tu perro, empezando un par de meses antes con algunas reglas básicas. Es importante que te asegures tener un control adecuado para que tu mascota te escuche. Especialmente cuando le dices de quedarse quieto.

“¡Imagínate si tu bebé fuera un dormilón y cada dos por tres tu perro lo despertara ladrando!”


Postparto: durante tu ausencia

Si tu perro es muy dominante, inseguro o, en general con algunos problemas de actitud, necesitaras seguramente la ayuda de profesionales de la educación canina, para lograr equilibrio y estabilidad ante la llegada del bebé.
Enséñale a pasear a tu lado con la correa al ritmo que necesitas. Podrás disfrutar de bonitos paseos con el junto con tu bebé. Tu perro sentirá que no lo estas apartando y se acostumbrará a los nuevos hábitos. También una buena opción es tener una mochila para llevar el bebé.
Ajusta sus horarios de comida y salidas de manera gradual a la que será más convenientes y compatibles cuando tendrás tu bebé.
Deja tu perro entrar en el habitación preparada por el bebé para que pueda oler alrededor, pero no dejes que suba sobre los muebles.
Hablando de oler, deja que tu perro huela lo que pertenece al niño (sin que juegue con ellos) como pañales, cremas o una manta. Dale premios y caricias, de esta forma podrá asociar estas sensaciones a una experiencia agradable.
Asegúrate que los barrotes de la cuna del bebé tengan una medida adecuada.

Mientras estarás en la clínica, es decir durante tu ausencia, es preferible no dejar tu perro en una perrera o residencia canina, y sobre todo no lo dejes solo. Si tienes la posibilidad de dejarlo con un familiar o una persona que ya conoce bien.
Otros consejos importante es que tu perro sea vacunado, desparasitado y con las uñas limadas. Entonces estará listo para el gran día.

recien nacido y perro

La llegada del bebé en casa

Para el encuentro entre perros y bebés, es aconsejable que primero entré en casa la madre y que por su parte el papá guardé el niño en sus brazos. La mamá podrá saludar el perrito, acariciarlo y hablarle un poco, él estará muy feliz de volver a verla. En cuanto el perro se muestra calmo y tranquilo, después uno 10-15 minutos se puede comenzar con las presentaciones oficiales.

El perro podrá acercarse para oler y explorar al bebé. Por otra parte, alguien siempre debe hacerse cargo de supervisar al perro y en todo momento debe haber tranquilidad. Si el perro se porta bien y se queda tranquilo, hay que premiarlo sin alargar en exceso el primer contacto.
Si manifiesta miedo o siente temor al bebé, no hay que regañarle ni obligarlo. Hablarle suavemente, acariciarlo, y animarlo a oler al niño un poco más.

Actitud agresiva: como cambiar la conducta del perro

Si el perro gruñe al bebé, llora o es agresivo, hay que corregirlo verbalmente enseguida. Si sigue con la misma actitud, desgraciadamente de momento, habrá que llevar al perro a otro cuarto. tendréis que dejar que se tranquilice e intentar nuevamente exponerlo gradualmente.
En cualquier momento hay que ser capaz de detener al animal en el instante e impedir conductas inapropiadas o peligrosas. Recuérdate es el punto anterior que hemos tratado, la preparación antes de la llegada del bebé.

niños y perros

Reglas: en presencia de perros y bebés

No hay que mover al niño en el aire, el perro podría tener miedo y arremeter contra el niño o pensar que es un juguete.  Si después de 3 semanas no ha habido ningún factor negativo entre bebé y perro, puedes estar seguro que tu mascota empieza a acostumbrarse a la presencia del niño. 

3 Reglas primordiales en presencia de un niño o bebé y un perro:

Nunca dejar solos al niño y al perro

Nunca aislar del perro al niño

Se podrá confiar más cuando el niño cumpla los 10 años.

Si tu perro tarda un poco en aceptar esta novedad, recuerda que el bozal no ayuda para nada. Mejor contactar un experto en conductas caninas. El perro no tiene que dormir bajo ninguna circunstancia en el mismo cuarto en donde hay el bebé. Mejor cerrar la puerta de la habitación del pequeño y utilizar un interfono para poderlo escuchar.

niño y perro

Perros y bebés en casa: Convivencia y visitas externas

En la mayoría de los casos, es natural que tu perro reciba menos atenciones porque toda la familia la esta enfocando hacia el bebé. Por consecuencia, tu perro empezará a llamar tu atención con conductas no apropiadas como hacer pipí o ladrar en casa. Algunos otros comportamientos negativos será que empiece a morder todo porqué se aburre.
En este caso, cuando está presente el niño, tenéis que prestar atención también a vuestro perro, darle pequeños premios, hablarle o acariciarlo. Cuando el niño no está presente, un buena opción es reducir las caricias y los juegos. El perro sentirá que en presencia del bebé, se divierte y que cuando él no está, se aburre y se siente ignorado.

No regañar al perro si se acerca por curiosidad al niño. Lo más importante es que lo haga de forma progresiva, tranquila y sin peligros.

LAS SALIDAS CON BEBES Y PERROS

Desde el comentario de una mama “Marina” que estuvo en esta situación, las gestión no resulta ser tan fácil para las salidas de bebes y perros. Sobre todo a la hora de satisfacer las necesidades de cada uno. Tomando en consideración que si vives en una ciudad  y no hay un espacio donde tu perro pueda correr libremente y desahogarse, tendrás que llevarlo contigo atado con correa siempre. Por otra parte tienes a “bebe” que quiere ir al parque de juego, pero en los parques infantiles están prohibidos los canes. Ahora hay que buscar soluciones alternativas pero no pares los paseos diarios y hazlo también sin el bebé. Tu perro apreciará estos momentos solo contigo para jugar y tener toda tu atención! Recomendaría ir con mucho cuidado a la hora de elegir la raza de perro que quieres adoptar si no lo tienes aun. Si tienes un Border Collie en casa por ejemplo, mejor que tengas un jardín grande y un bosque cerca sino acabará contigo en pocos meses.

cane y bebe

La educación de un niño con un perro

Un niño es un niño y verá al perro como a un juguete más. Será fundamental que le se enseñes como acariciarlo de manera suave. Si fuera necesario, las primeras veces guíalo, cogiendo su mano con la tuya). El pequeño tiene que aprender que no hay que hacer daño al perro y no hacer gestos bruscos. Tiene que evitar de tirarle la cola o las orejas, ponerle los dedos en los ojos, tirarle el pelo. Hay que enseñarle que hay zonas del perro no conviene tocar y de no molestarlo cuando come o duerme.
No hay ninguna razón para preocuparse si nuestro amigo peludo lama al niño si el perro está vacunado y desparasitado pero no es aconsejable.
Tu niño podrá paso a paso darle de comer, pasear con él y convertirse en amigos inseparables. Revisa los juguetes de tu perro y reemplazarlos con los de formas inusuales como el Kong por ejemplo.

en conclusión, entre perros y bebés todo puede pasarse de maravilla con algunas reglas. Acabamos este artículo con algunos vídeos que seguro te emocionaran.

 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *